9 de cada 10 usuarios piensa que las compañías de redes sociales son vulnerables

7 diciembre, 2018

Gemalto - Apps/Websites vulnerablesLa mayoría de los consumidores desea alejarse definitivamente de las compañías en caso de sufrir una violación de sus datos. Los minoristas son los que están en mayor riesgo de acuerdo con una investigación de Gemalto, líder mundial en seguridad digital. Dos tercios (el 66 %) no comprarían ni harían negocios con una compañía que no cumpla con su obligación y permita el robo de información financiera y confidencial. Los minoristas (el 62 %), los bancos (el 59 %) y los sitios de redes sociales (el 58 %) son los que presentan mayor riesgo de sufrir las consecuencias, debido a que sus clientes están dispuestos a abandonar sus servicios.

Mediante una encuesta a 10.500 consumidores en todo el mundo, Gemalto obtuvo los siguientes resultados: en todos los rangos, el 93 % responsabiliza directamente a las empresas y no descartaría iniciarles acciones legales. Los sitios de redes sociales son la mayor preocupación de los consumidores, ya que el 61 % de las empresas relacionadas con esta área no protegen los datos de los consumidores de manera adecuada, seguidos por los sitios web de bancos (el 40 %).

Las empresas son responsabilizadas gracias a la acción de los consumidores
Dado el mayor conocimiento en materia de protección y privacidad de los datos, los consumidores ahora consideran que la mayoría (el 70 %) de la responsabilidad de proteger sus datos recae en la empresa que los conserva. De este modo, la protección de datos se ha convertido en una de las principales consideraciones de los consumidores cuando interactúan con una marca: el 82 % desea que las organizaciones apliquen mayores medidas de seguridad en línea. Estas inquietudes son expresadas por el 91 %, que considera que existen aplicaciones y sitios web que actualmente usan y presentan un riesgo para la protección y la seguridad de su información de identificación personal (PII).


Companies Face Legal Challenges from Young Consumers - infograph jpeg
Pese a que los consumidores responsabilizan directamente a las empresas, solo el 25 % considera que las empresas asumen la protección y la seguridad de los datos de los clientes de manera seria. Los consumidores, que toman el toro por las astas, no dan margen para que las empresas se desliguen de su responsabilidad, ya que la mayoría de los encuestados ha dado su opinión a las empresas sobre los métodos de seguridad que ofrecen (el 35 %), ha considerado hacerlo (el 19 %) o tal vez lo haga en el futuro (el 33 %).

Las empresas no tienen alternativa salvo mejorar su seguridad si desean apuntar a los consumidores frustrados que no creen que deben hacerse cargo de cambiar sus hábitos de seguridad”, señala Jason Hart, director de tecnología para la protección de datos de Gemalto. “En especial, los sitios de redes sociales deben librar una batalla para recuperar la confianza en su seguridad y demostrar a los consumidores que los escuchan. Omitir esto sería catastrófico para la mayoría de los flagrantes infractores, ya que los consumidores trasladan sus negocios a otro lugar”.

Un pasado conflictivo y un futuro frustrado para los consumidores
No es novedad que los consumidores se sienten frustrados con el estado de la protección de datos dentro de las empresas. Un cuarto de los encuestados ya ha sido víctima del uso fraudulento de su información financiera (el 26 %), el 19 % del uso fraudulento de su PII y el 16 % del robo de identidad. Para peor, los clientes no tienen esperanzas de que la situación vaya a mejorar, ya que dos tercios (el 66 %) se muestran preocupados de que en algún momento le roben su información personal.

Los clientes, pese a que temen ser posibles víctimas de violación de datos, no prevén cambiar su comportamiento en línea, ya que consideran que la responsabilidad recae en las empresas que poseen sus datos. Esta sería la razón por la que más de la mitad (el 55 %) de los encuestados continúa usando la misma contraseña en diferentes cuentas.

Además de cambiar de marcas, los jóvenes están más preparados para dar un paso más allá e iniciar acciones legales contra las marcas que pierden sus datos en comparación con las generaciones anteriores. Aproximadamente 7 de cada 10 jóvenes de entre 18 y 24 años (el 67 %) revelaron que demandarían a los defraudadores, en comparación con casi el 45 % de las personas de 65 años o más, con un 28 % más de la generación Z (jóvenes entre 18 y 24 años) que mínimamente lo consideran como una posibilidad.

Esta debería ser una señal de alerta para las empresas, ya que la paciencia de los consumidores se está agotando. Es evidente que confían poco en que las empresas tomen sus datos con seriedad o tengan en cuenta sus inquietudes, y esto los lleva a actuar por sus propios medios”, continúa Hart. “Mientras los jóvenes se convierten en los grandes consumidores del futuro, las empresas están en riesgo de no solo perder sus fuentes de ingresos actuales y futuras sino también su reputación si continúan dando la impresión de que no toman la seguridad de los datos de manera responsable. En lo sucesivo, las empresas deben comenzar a hacer lo básico de manera adecuada para proteger su activo más valioso, los datos, con controles de seguridad adecuados”.

Recursos adicionales

Comparte esta información

    , Central, Fabricantes ADC

    Comments are closed.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    CERRAR